La Formación Profesional celebró el acto de apertura de curso.

El pasado día 11 de octubre, la sección de Formación Profesional de nuestra casa celebró el acto de apertura del curso. En una mañana marcada por los símiles futbolísticos, el alumnado de la etapa pudo escuchar los diferentes discursos que precedieron a la apertura oficial del curso por parte del director titular de la casa, don Fernando Báñez.

El primero en tomar la palabra fue Alfonso Gallardo Rodríguez, alumno de segundo curso de Instalaciones de Telecomunicación. Tras un breve repaso por su llegada a nuestro colegio y a todas las cosas buenas que aquí ha encontrado, pasó a comparar el curso escolar con la temporada futbolística, desde la pretemporada de los primeros días de curso, hasta el esprint final. Pasando por las “competiciones europeas” que serían las campañas y demás actividades extraordinarias que hacen que nuestro colegio sea diferente a los demás. Para terminar, recordó la famosa estrategia de ir “partido a partido” deseando que todos lleguemos al final de temporada consiguiendo nuestros objetivos.

A continuación, llegó el discurso de don Juan Jiménez de Reyna, profesor del departamento de Administración y Comercio. En su disertación, Juan hizo hincapié en la importancia de invertir el tiempo de que disponemos en cosas realmente importantes. Porque, en palabras de Baltasar Gracián, “lo único que realmente poseemos es el tiempo. Incluso aquel que nada tiene, lo posee”.  Sin embargo, no todos emplean el tiempo de la misma manera. Cada momento de nuestro día a día, vamos tomando decisiones sobre en qué invertimos el tiempo disponible, si lo desperdiciamos o si lo empleamos en trabajar para mejorar nuestro futuro. Porque “el fracaso es el tiempo que robamos a nuestro propio éxito”, apuntilló.

El siguiente en intervenir fue don Julio Vera García, director de centro, que retomó el símil futbolístico para marcar la diferencia entre trabajar en grupo y trabajar en equipo. En los equipos, las personas trabajan de manera coordinada para alcanzar un objetivo común, con la particularidad de que cada miembro del equipo adquiere un rol diferente y complementario al resto de roles, del mismo modo que en un equipo de fútbol solo hay dos defensas centrales. También recordó que en un equipo deportivo siempre existe un cuerpo técnico que lo guía y le marca las pautas para que, como equipo, alcancen sus objetivos. Para finalizar, puso en relación toda esta estructura deportiva con el aprendizaje cooperativo y la necesidad que tiene el mercado laboral para encontrar personas que sean capaces de trabajar en equipo.

Por último, tomó la palabra don Fernando Báñez, director titular de la casa, que recordó como en octubre de 1914 una serie de errores y casualidades llevó al asesinato del príncipe heredero de Austria y desencadenar una guerra mundial. Aprovechó este recuerdo para hacernos ver la importancia de estar atentos a cómo vivimos cada momento, haciéndolos irrepetibles y dándole importancia a lo que se está haciendo en ese instante, sin agobiarse por lo que deba hacerse en otro momento. Tras esto, y recordando que Dios Padre y María Auxiliadora están siempre atentos a lo que hacemos y nunca nos abandonan, declaró inaugurado el curso 2019/20.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies