A pesar de las inclemencias del tiempo, el pasado 18 de octubre, los delegados y delegadas de 5º y 6º de educación primaria, secundaria, formación profesional básica, bachillerato y formación profesional junto con el Departamento de Orientación de nuestra casa, no faltamos a nuestra cita anual a comienzos de curso para trabajar en base a un tema que será el que nos acompañe a lo largo del año en la responsabilidad que nos ha sido encomendada.

Sobre las 9:30 h, Sofía nos invitaba ya en la oración de la mañana a “DARLE LA VUELTA A LAS COSAS” a ritmo del gran Álvaro Fraile. Como delegados y delegadas en un colegio salesiano, estamos llamados a un servicio muy especial y en esa jornada íbamos a profundizar sobre ello. Dar vueltas a una reflexión que nos acompañará durante todo el curso: “Primero: los últimos”. Tras escuchar el evangelio de Mateo sobre los obreros de la viña, se nos invitaba a pensar qué queríamos ofrecer como delegados y delegadas en este curso para precisamente “DAR LA VUELTA” a cada situación que se nos plantease: saber escuchar, ilusión, alegría, amistad, comprensión, empatía, confianza, amabilidad, disponibilidad, justicia, generosidad, cariño, conocimiento… Magníficas y profundas aportaciones para una bonita jornada de trabajo y convivencia.

Tras el momento de oración, comenzamos con Rosalía y Patricia el primer momento de la formación. Formamos tres grupos donde trabajamos tres momentos: ESCUCHAR, donde nos hacen repensar sobre la sociedad consumista en la que nos encontramos, donde nos creamos necesidades que no lo son y nos preguntamos ¿qué necesito verdaderamente para SER FELIZ?. COMPRENDER por medio de una dinámica los grupos de delegados y delegadas reflexionan sobre las desigualdad de oportunidades que viven diferentes colectivos y buscan alternativas para potenciar la igualdad y por último PROPONER qué cualidades debe tener el delegado-delegada para que los últimos se sientan los primeros, qué propuestas se hacen para ir caminando y qué acciones concretas vamos a llevar a cabo para hacer realidad esas propuestas.

Tras un desayuno compartido en los que convivimos grandes y pequeños y no sin pasar un poco de frío y mojarnos un poco haciéndonos la foto de grupo, terminamos la jornada con Jesús y Mª Carmen que entregan la mochila con las herramientas que en esta responsabilidad diaria no se pueden olvidar: nariz de payaso como símbolo de la alegría, señal de stop para parar aquellas situaciones que no son dignas para la persona, piruleta para endulzar el trato con los compañeros y compañeras, vela como luz en momentos de oscuridad, gafas para aprender a leer entre líneas, lema Primero: los últimos.
Con la dinámica del ovillo, los más de 40 participantes compartimos aquello que nos llevamos de esta bonita jornada de trabajo y formamos una gran RED en la que nos damos cuenta que no estamos solos en esta tarea y en la que todos y todas somos un gran apoyo para hacer de los últimos: LOS PRIMEROS.

PHOTO-2018-10-19-13-15-58 - STRI-Mª Carmen Garrido Caballero
« 1 de 4 »

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies