En la mañana del pasado 9 de octubre, los alumnos de Formación Profesional de nuestro colegio estaban citados en el teatro a primera hora para asistir al acto oficial de apertura del curso 2018-2019.

Iniciaba el acto ejerciendo de moderador del mismo D. Ángel Naranjo, jefe de estudios de la sección, y daba la palabra a D. Pablo Moreno, alumno de 2º curso del grado medio en gestión administrativa del centro. Con una magnífica intervención animaba a sus compañeros a sentir el colegio y dar lo mejor de cada uno en el presente curso.

Posteriormente tomaba la palabra D. Juan Gutiérrez García, profesor de la familia de Administración y Comercio. En su intervención resaltaba la importancia de la vocación y de potenciar lo que cada uno sabe hacer, haciendo especial hincapié en la importancia de complementarnos unos a otros con nuestras habilidades. Además, destacaba el papel que debe jugar en nuestra vida el emprendimiento, no entendido como un tipo de negocio solamente, sino como una actitud de vida. Emprender debe ser el buscar ser mejor cada día y proponernos nuevos retos y metas.

En tercer lugar, era el turno de D. Julio Vera García, director del centro. En sus palabras D. Julio aludió directamente al barrio de Triana, en concreto al barrio cercano al colegio, conocido como “barrio voluntad”. Haciendo un repaso por los nombres de sus calles, D. Julio repasó algunas cualidades como “Prosperidad, Voluntad, Lealtad y Constancia”, todas ellas virtudes necesarias, pero a su vez atravesadas de forma perpendicular en el callejero del barrio por la calle trabajo, que es nexo de unión y a la vez el elemento que mejor canaliza dichas virtudes.

Finalizaba el acto el director de la casa, D. Fernando Báñez, que habló sobre la conquista de la Antártida, hecho acaecido a principios del siglo XX y que llevó a la expedición noruega a ser la primera en llegar a la Antártida por delante de la americana. La reflexión de Don Fernando versó sobre las decisiones adecuadas que te llevan al éxito y también, que no debemos venirnos abajo con el fracaso, porque debemos continuar adelante. La expedición llego antes porque, entre otras cosas, su medio de transporte fue en trineos tirados por perros en vez de maquinaria (como en el caso de los americanos) que puede estropearse por las condiciones climatológicas adversas. Don Fernando finalizó con un consejo, que cada cual elija con acierto cual será el medio de transporte que le lleve a final de curso y que este tenga mucho éxito para todos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies