Reseña escultórica.

Decidido el modelo iconográfico, María Auxiliadora sedente, sujetando al niño de pie sobre su pierna izquierda y portando el centro en su mano derecha, fue encargada y concertada su escultura en 14.000 ptas., a Enrique Orce Mármol (Sevilla, 12/11/1885 – 25/07/1952) ceramista, pintor y profesor de dibujo sevillano de la primera mitad del siglo XX, cuya obra abarca desde cerámica publicitaria a cerámicas con motivos religiosos. Trabajó en los Talleres Ramos Rejano como Director Artístico. Al final de la década de 1930, desarrolló además su faceta como escultor, realizando entre otras obras, en 1944, la Virgen de María Auxiliadora sedente para los Salesianos de Triana, imagen que fue donada por el cooperador salesiano, el abogado don Manuel Ríos Sarmiento.

La crónica de aquel tiempo nos narra así la entrega de la imagen: “Se hace entrega por parte del artista Sr. Orce de la imagen de María Auxiliadora, el Sr. Director, don Francisco Gamarro Cabrera, va al taller del Sr. Orce y firma el recibo en presencia de don Manuel Cruz, capitán de Infantería y de don José Luis Pires, antiguo alumno y escultor”.

Conmemoración del 75 anvº.

En la mañana del día 22 de febrero, la imagen fue colocada en el patio redondo del colegio, donde la Comunidad educativa y alumnos rindieron un gran homenaje a nuestra Madre, como el antaño 24 de enero de 1944. Una vez finalizado este acto, María Auxiliadora fue trasladada en solemne procesión por el corredor del patio, a la iglesia parroquial donde se expuso en besapie durante todo el día.

A las 19, 30 se rezó el Santo Rosario y a las 20 h. se celebró Solemne Eucaristía de acción de gracia, presidida por don Fernando Bañez, Director Salesianos-Triana, concelebrada por el párroco, don Diego Molina y por don Rafael Heredia Alba, coordinador de la Pastoral Juvenil de la Casa y animada por el Coro Parroquial.

En la homilía, don Fernando, refirió brevemente la llegada de la Virgen a Triana en la festividad de San Juan Bosco del año 1944, su posterior salida unos días después, para ser expuesta en un escaparte de la ciudad de Sevilla y su definitiva llegada, el 14 de febrero, para quedarse para siempre en este barrio. Así mismo, nos desgrana el mensaje que la imagen transmite, el amor de Dios Padre representado por el amor de María Madre, Nuestro Señor Jesucristo, en el Niño puesto en pie en actitud de acoger todas nuestras vidas y la Madre sedente, en espera de nuestra llegada. Destacó la importancia de María Auxiliadora como protectora nuestra, que en estos 75 años, siempre ha estado al quite de nuestras penas, consolándonos y fortaleciéndonos para seguir adelante.

Finalizó con las bellas palabras de un pregón dedicado a nuestra Madre:

“…Juanito vete tú para el cielo, que yo me quedo en Triana”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información

ACEPTAR
Aviso de cookies